Nuestra Historia

Can Pujolet es un hotel rural regentado por una pequeña familia que cree que todavía existe una Ibiza inexplorada y salvaje. Nosotros te invitamos a disfrutar de su silencio.

Queremos que puedas saborear el privilegio de la intimidad de nuestras diez habitaciones y de un servicio a tu medida.

El refugio

Aunque pasen los años, el agroturismo de Can Pujolet no deja de ser nuestro hogar. Una típica casa payesa ibicenca, especialmente antigua y espaciosa, que mi madre, durante más de 30 años, ha convertido en el hotel rural más encantador de la isla. Ella ha sabido mantener su esencia de mediados del siglo XVIII integrando todas las comodidades de hoy en día para el bienestar de nuestros huéspedes.

De joven veía nuestra casa como el lugar de veraneo perfecto de famosos o para que un escritor redactase su mejor libro. Hoy pienso que este hotel rural es el refugio ideal para todo aquel que quiere desconectar del mundo unos días y regresar con su energía vital completamente renovada.

Si duermes en la 6 me gustaría que supieses que éste fue mi cuarto durante mi infancia. La habitación 1 es dónde desayunaba junto a mis hermanos antes de ir al colegio del pueblo.

Can Pujolet es un lugar dónde se respira sencillez y autenticidad situado en uno de los rincones más rurales y salvajes de Ibiza, siempre a un momento en coche de todo lo que esta isla tan mágica ofrece.

Un agroturismo único en el norte de Ibiza

La primera vez que mi madre y yo visitamos la finca había mulas, cabras, ovejas y conejos. Os invito a adivinar qué habitación fue un corral durante casi trescientos años.

En el norte de Ibiza los años pasan despacio y todavía mas aquí, ya que la cadena de Es Amunts está altamente protegida. Entre bosques y acantilados, y gracias al trabajo de varias generaciones, la finca es un oasis de campos delimitados por tradicionales paredes de piedra seca que albergan toda la biodiversidad de la huerta ibicenca. La gran variedad de árboles frutales colorea las distintas estaciones del año y aporta mucha de la fruta y verduras que se pueden degustar en nuestro agroturismo.

Todo gracias a la magnífica agua de pozo, uno de los bienes más preciados de Ibiza, que encontramos a pocos metros de la casa jugando a los zahoríes. Es así como comenzamos la transformación de Can Pujolet en un agroturismo sostenible, un hospedaje rural, puro, donde la conservación del entorno es uno de los valores imprescindibles de nuestra hospitalidad.

Privacidad, relax y confort

Cuando empecé a escribir sobre Can Pujolet pregunté a mis familiares cuál era su habitación favorita. Me sorprendió el hecho de que todas las respuestas fueran diferentes.

Es difícil elegir una de las 10 habitaciones como la más bonita, ya que todas son distintas y cada una tiene su encanto. Pasan los años y nos sigue causando satisfacción ver como nuestros clientes disfrutan de sus vacaciones en la misma casa, pero cada uno en un espacio íntimo y único.

Todas las estancias comparten el mismo estilo y belleza y disponen de los mismos servicios: wi-fi, aire acondicionado independiente, minibar, televisión, un gran armario, calefacción central, baño privado y puerta al exterior. La distinción de precios responde únicamente al tamaño de la habitación, pero en todas ellas vivirás una experiencia auténtica de una casa tradicional Ibicenca.

Tu oasis en la isla de Ibiza

Todas las estancias disponen de un espacio exterior donde relajarse. Rincones ideales para disfrutar de la lectura, contemplar el paisaje, escuchar el silencio, darse un masaje, practicar yoga o dejarse llevar por una agradable conversación acompañada, como no, de un buen vino. Por la noche tendrás la oportunidad de contar las estrellas, bajo una oscuridad absoluta que te permitirá disfrutar del firmamento como nunca.

Los alrededores de la finca son el espacio perfecto para practicar actividades como el senderismo. También para dar una vuelta en bicicleta, caballo, o ponerse en forma con la ayuda de un entrenador personal.

A pocos minutos caminando hay un acantilado donde mi madre sigue yendo casi todas las tardes para ver la puesta del sol. Es una experiencia inolvidable. Desde el mirador podrás también reconocer la península, y poco más arriba en los días de mejor visibilidad, apreciarás la ciudad de Ibiza y la isla de Formentera al fondo.

Este paisaje sigue impresionándome como el primer día.

16 metros de puro placer Mediterráneo

Donde hace años yo jugaba entre piedras y matorrales ahora hay una amplia piscina. El lugar perfecto para practicar la natación entre olivos y flores.

Su agua cristalina es el resultado del uso de la sal como sustituta de productos químicos. Te sentirás como si estuvieras nadando en el mar Mediterráneo.

La zona de la piscina del agroturismo está dedicada al ocio y al relax. Cuenta con solárium y take away point, donde podrás encargar y recoger tus desayunos o la comida casera que necesites durante tus días de descanso. En Can Pujolet elaboramos nuestras comidas con productos de la huerta del hotel o productos de cercanía de nuestros vecinos de Santa Inés o San Mateo.

Es Amunts, los espectaculares acantilados de Ibiza

El Agroturismo Can Pujolet está situado entre Santa Inés y San Mateo, los dos pueblos más pequeños de la isla.

Cuando viajo me resulta gracioso que la gente se sorprenda cuando digo que soy de Ibiza, y me gusta añadir que soy del norte de la isla. Sin duda la parte más auténtica, donde todavía se respira la misma atmósfera que en los años ochenta.

Un paisaje de suaves montañas y rotundamente rural, con una escasa concentración de casas, todas auténticamente payesas y declaradas Patrimonio de la Humanidad. Un lugar donde todavía se cultivan los campos y donde pastan las ovejas como se ha hecho generación tras generación. Ahí, donde disfrutar de los acantilados más espectaculares de la isla, compartiendo sus sobrecogedoras vistas con halcones y aves marinas.

Sin duda, el contraste entre las paredes escarpadas que caen verticales al mar y el intenso azul marino del horizonte, te dejará sin palabras.

Cala Sardina, Es Camp Vell, Ses Torretes, las ruinas de las torres púnicas Des Lluc, Cala Aubarca… son solo algunas de las caminatas que podrás hacer desde Can Pujolet.

Con un pequeño viaje podrás visitar todos los lugares de interés de Ibiza, y serán suficientes treinta minutos de coche para cruzar la isla, hasta el punto más lejano.

Paseos inolvidables

Aunque se lo preguntes cien veces, mi madre siempre te responderá que el silencio y el paseo por los acantilados de Cala Sardina representan su máxima motivación para cuidar con tanta dedicación de nuestro agroturismo.

Una caminata de tan solo quince minutos por el bosque esconde tantas sorpresas como un ojo atento sepa descubrir: orquideas autoctonas, antiguas colmenas de piedra, hornos de cal o carbón, pajares… Y una imponente puesta de sol sobre el mar Mediterráneo que quedará, espero, en tus mejores recuerdos para siempre.

De regreso, merece la pena descansar en la cima des Camp Vell, la segunda montaña más alta de la isla.

Allí disfrutarás de una panorámica que abarca desde la Península hasta la Mola de Formentera, incluyendo la bahía de San Antonio, la cumbre de Es Vedrà y Dalt Vila. Un horizonte que estimula el deseo de recorrer Ibiza desde tu refugio en Can Pujolet.

Cómo llegar fácilmente hasta el hotel rural Can Pujolet desde el Aeropuerto de Ibiza

Al salir del aeropuerto, tienes que coger la carretera Ibiza – San Antonio. A los 12 Km y justo antes de un túnel, encontrarás una desviación a la derecha para San Rafael, cógela y entra en el pueblo.

A tu derecha, haciendo esquina, encontrarás el bar Pilót y la pequeña carretera que te conducirá hasta Santa Inés (osea, Santa Agnès de Corona, en ibicenco). Desde San Rafael hasta Santa Inés hay una distancia de 11,5 km. Por favor no te confundas con el cruce de Buscastell – Forada, el cual se encuentra unos 5 km antes de llegar a Santa Inés.

Una vez llegues a Santa Inés, exactamente en la esquina de la Iglesia blanca situada a tu derecha, encontrarás una pequeña carretera que se dirige a San Mateo. Recorridos 1.6 Km verás a tu izquierda un poste de teléfono con tres marcas naranjas seguido por una piedra grande y blanca que indica el camino de tierra de 900 metros hasta el agroturismo Can Pujolet.

Si tienes cualquier duda, siempre puedes ponerte en contacto con nosotros:

Teléfono hotel:  +34 971805170   –   WhatsApp :  +39 3482122087

Te informamos que desde el hotel rural Can Pujolet hasta el aeropuerto hay unos 27 km, hasta Ibiza ciudad 22 km, y hasta San Antonio 12 km.

Las dos localidades más próximas al hotel, Santa Inés y San Mateo, ambas distan 2.5 km de la finca.

Te recomendamos reservar un coche de alquiler ya que, aunque podamos conseguir un taxi en solo 30 minutos, será más práctico, económico y sin duda te ofrecerá más libertad.

Un abrazo,
M.